Close

Sugerencias para enfrentar de mejor forma el covid-19 fortaleciendo el sistema inmunológico

El sistema inmunológico es un ejército que posee nuestro organismo para enfrentar y destruir agentes externos que lo puedan dañar, cuando nuestro sistema inmune está bien nutrido nos protege de estos invasores infecciosos que causan un sinnúmero de condiciones médicas como la covid-19.

Para enfrentar de mejor manera esta pandemia es fundamental mantener nuestro sistema inmunológico saludable, esto va a depender de la armonía de las tres dimensiones que componen nuestro ser: espíritu (relación con Dios), mente (emociones) y físico (alimentación más ejercicio moderado y regular).

Permítanme hermanos amados, a través de este pequeño mensaje, darles algunas sugerencias prácticas, simples y al alcance de todos para  fortalecernos física, emocional y espiritualmente para enfrentar de la mejor forma esta terrible pandemia que ataca a la humanidad, espero en Dios le sean de utilidad, bendiciones:

Fortalecer el espíritu

Es fundamental en todo momento mantenernos conectado a nuestro creador Dios todopoderoso en oración en todo momento y en el estudio de su palabra, al escudriñar las escrituras encontraremos muchas promesas de protección a las cuales debemos aferrarnos, de esta forma poco a poco nos iremos sintiendo en paz y seguros de que nuestro Padre celestial ya se adelantó a este momento dejándonos promesas de protección, salud y bienestar:

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia.

Salmos 46:1

Tú eres mi escondite y mi escudo; en tu palabra he puesto mi esperanza.

Salmos 119:114

Dios protege a los que en él buscan refugio.

Proverbios 30:6

No tendrás temor de espanto nocturno, ni de saeta que vuele de día; ni de pestilencia que ande en oscuridad, ni de mortandad que en medio del día destruya. 7 Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.

Salmos 91

De esta forma el Espíritu Santo morará en nosotros y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento nos ayudará a mantenernos fuertes y estará con nosotros

Emocional (mental)

Es sabido que el estrés es uno de los grandes enemigos que debilitan nuestro organismo por lo que es fundamental para un fortalecimiento integral de nuestras defensas enfocar nuestros pensamientos y emociones en el amor, comprensión, alegría, piedad, bondad hacia el prójimo. Siempre hay alguien más necesitado al que se le puede extender una mano, una ayuda, es sabido que, frente a las grandes necesidades y sufrimientos, ayudar a otros es la mejor manera de ayudarnos a nosotros mismos. Si bien es importante estar informados de lo que está ocurriendo en el mundo con respecto a esta pandemia, no es necesario estar aferrados y pegado a las trágicas informaciones todo el día, debemos reducir toda fuente que provoque estrés, debemos cambiar el foco y utilizar ese tiempo en compartir con nuestros seres amados y en generar ideas de cómo ser más
útiles para los que nos necesitan.

Físico (Ejercicio moderado y alimentación adecuada)

El ejercicio físico moderado pero constante (todos los días) fortalece nuestros músculos, pulmones, sistema cardiovascular, ayuda a evitar enfermedades crónicas como la diabetes, alta presión, colesterol elevado, reduce los niveles de azúcar en la sangre, despeja la mente, mejora nuestro estado anímico, mejora el sueño, reduce riesgos de demencia, mejora el sistema digestivo, mejora la flexibilidad. Cuando hablamos de ejercicio moderado hablamos de actividades como caminar, montar bicicleta, patines, bailar por períodos de entre 40 y 60 minutos diarios, esto es esencial para reforzar la salud de nuestro sistema inmune.

Alimentación

Una alimentación adecuada es primordial para reforzar nuestro sistema inmunológico, esto nos permitirá enfrentar de mejor manera los contagios virales reforzando de manera considerable nuestras defensas.

Del mismo modo que hay alimentos que fortalecen el sistema inmunológico, hay otros que pueden debilitarlo, por lo que es importante no abusar de azúcar, bebidas endulzadas, harinas refinadas, fritos y grasas saturadas. Lo ideal en este caso es eliminarlas de la dieta o al menos reducirlas considerablemente al igual que las bebidas alcohólicas y el tabaco. Evitándolos el cuerpo estará más sano, activo y listo para combatir las epidemias propias de este nuevo escenario mundial.

La mejor dieta es aquella que es equilibrada y que se combina con un estilo de vida saludable, añadamos a nuestra dieta diaria los siguientes alimentos:

Cítricos

Frutas como el limón o la naranja, al igual que las verduras de hoja verde, como las espinacas, ayudarán a aumentar y fortalecer las defensas, además de aliviar los síntomas en el caso de que ya hayamos contraído una gripe o resfriado. 

Ajo y cebolla

Ambos tienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protege de contraer infecciones. Además, no solo incrementan nuestras defensas, sino que también mejoran nuestra respuesta frente a virus y bacterias y favorecen el proceso de curación.

Alimentos antioxidantes

En este grupo podemos incluir frutas y verduras como la remolacha, el brócoli, o la granada; entre otras bondades, estos alimentos nos ayudan a eliminar las toxinas y fortalecer el sistema inmune.

Huevos

Este alimento contiene dos minerales esenciales para nuestras defensas que son el zinc y el selenio. Además, su composición es muy rica en vitaminas, ácidos grasos y proteínas de alto valor biológico.

Probióticos

Las bacterias vivas que contienen los probióticos, nos ayudan a potenciar el buen crecimiento de la flora bacteriana produciendo efectos beneficiosos no solo en el sistema digestivo o inmunitario, sino que también en el resto del organismo; en este grupo se encuentran el yogur, los alimentos rojos, productos como la zanahoria y la calabaza (que contienen además un componente que ayuda a mejorar la inmunidad de nuestra piel), legumbres y cereales, aceite de oliva, frutos secos (con moderación ya que los frutos secos son muy calóricos).

Jengibre

Como complemento, podemos incorporar esta raíz de la cocina asiática, conocida por sus propiedades medicinales. Además de ayudar al sistema digestivo y circulatorio, el jengibre también combate los virus y bacterias dañinas, ya que es rico en nutrientes como el potasio, el niacina y la vitamina C, además de contar con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias, lo que nos puede ayudar a combatir varios de los síntomas de la gripe o el resfriado.

Para finalizar, solo quiero agregar que he tratado de recomendar nutrientes de uso cotidiano sin ahondar en tecnicismos sobre nutrición, estoy seguro que si aplican a su vida cotidiana estas sugerencias estaremos mejor preparados para enfrentar no solo esta pandemia sino gozar de una vida más abundante y plena.

Quisiera finalizar aclarando que todo lo anterior no quiere decir que debemos de dejar de tomar las precauciones sanitarias recomendadas por las autoridades competentes, debemos ser prudentes manteniéndonos en nuestros hogares con el menor contacto físico con personas ajenas a nuestro entorno. Dios les bendiga. (Jorge A. Araya, nutricionista).

También le puede servir: Las heridas del divorcio

Dé clic aquí para suscribirse gratis a nuestro canal de YouTube

Agregar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

WhatsApp chat