Como un girasol

Criteria 1
5
Criteria 2
4.4
Criteria 3
5
Desde semilla del girasol busca los rayos de luz y crece mientras lo hace. Sabe que debe  encontrar calor y energía para cumplir su propósito de seguir la luz adonde quiera que esté. Aún en sus comienzos aprende a resistir las dificultades. Los insectos lo comen, las estaciones  cambian, los vientos lo azotan, pero él
4.7
Criteria 1
3.7
Criteria 2
4.3
Criteria 3
4.3
Summary rating from 1 user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".
3.7

Desde semilla del girasol busca los rayos de luz y crece mientras lo hace. Sabe que debe  encontrar calor y energía para cumplir su propósito de seguir la luz adonde quiera que esté.

Aún en sus comienzos aprende a resistir las dificultades. Los insectos lo comen, las estaciones  cambian, los vientos lo azotan, pero él permanece mirando a la luz porque sabe que de allí viene su fuerza. Ha entendido que sólo crecerá si se mantiene en dirección al sol. No permanece de pie porque lo estén viendo, él es firme en su propósito aunque sólo tenga de  testigo a la brisa del campo. Su persistencia es incomprendida por algunos, pero belleza llegó  a ser apreciada aún más por nunca bajar los brazos.

Jamás le da la espalda a la luz, y cuando oscurece y por algunas horas no la puede ver, no desespera porque sabe que sin tardarse ni adelantarse una vez más aparecerá y como cada día dejará ver su claridad.

Por las noches, inclina su rostro, pero no por tristeza ni con espíritu de derrota, sino por reverencia, porque sabe que pronto deberá recibir a la luz como un súbdito.

Si por acaso el sol desaparece entre las nubes y el día se hace oscuro se queda mirando hacia donde por última vez lo vio. Espera con paciencia, recuerda y valora el último rayo de bendición que recibió.

Cuando madura, ya no le preocupa los insectos, el viento o la lluvia, él aprendió que su trabajo es mirar la fuente de donde proviene su fuerza y pese a todos los contratiempos, seguirá creciendo, seguirá de pie, seguirá buscando la luz.

¿Adónde mira tu rostro ahora que debes permanecer de pie?

Luis César Caballero

Agregar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

WhatsApp chat